Una de las mayores preocupaciones de las personas es contar con una dentadura sana y funcional. El paso de los años, algunas enfermedades, traumatismos y afecciones bucales pueden tener como consecuencia la pérdida de piezas dentales. 

Las prótesis dentales devuelven la estética y la funcionalidad al paciente. Estos tratamientos no solo permiten comer con normalidad, sino que contribuyen a que la persona gane mayor seguridad en sí misma. 

Existen varios tipos de prótesis dental. En este post te explicamos cuáles son y en qué consisten.

 

PRÓTESIS DENTAL FIJA

La prótesis dental fija es la solución más cómoda para los pacientes, ya que es lo más parecido, funcional y estéticamente a una dentadura natural. Las prótesis fijas pueden colocarse sobre dientes o sobre implantes. 

 

Prótesis dental fija sobre dientes

Esta técnica consiste en rebajar el diente para poder colocar una corona o funda adherida al mismo. Esta es una opción adecuada para reparar una pieza dental dañada por un traumatismo o por una caries, por ejemplo.

 

Prótesis dental fija sobre implantes

La implantología ha avanzado mucho en los últimos años. Las prótesis fijas sobre implantes permiten sustituir uno o varios dientes (e, incluso, la dentadura completa). 

El odontólogo coloca un tornillo metálico o implante fijado al hueso. Sobre este se sitúa la corona. 

 

PRÓTESIS DENTAL REMOVIBLE

Esta es la solución más tradicional, aunque hoy día solo se suele utilizar en pacientes a los que no se les puede colocar implantes. Consiste en una dentadura completa para pacientes que han perdido la mayoría de piezas. 

Puesto que solo se apoya en la encía y el paladar, pueden resultar más inestables a la hora de comer o hablar. Además, se deben retirar para dormir.

La prótesis dental parcial removible sustituye solo algunas piezas dentales. Se fija sobre la encía y consta de unos ganchos retenedores para sujetarla a los dientes naturales. 

 

PRÓTESIS DENTAL HÍBRIDA

La prótesis híbrida consiste en una dentadura completa que se sujeta sobre algunos implantes o tornillos

Esta solución se emplea generalmente en pacientes sin dientes y con poco hueso para sujetar implantes. Una dentadura se puede rehabilitar con dos implantes en la parte inferior o con cuatro en la parte superior. 

Las prótesis dentales fijas sobre implantes, híbridas o no, consiguen que el paciente vuelva a disfrutar de sus dientes con la mayor sensación de naturalidad, comodidad y seguridad. 

No permitas que la falta de piezas dentales te impida tener una vida plena. Consulta con nosotros. Haremos un estudio personalizado para aconsejarte el tipo de prótesis más adecuada para ti.

 

Si le ha gustado este artículo sobre «Sobre las prótesis dentales: prótesis fija, removible, parcial removible e híbrida» seguramente le interesará…