La salud bucal y dental es mucho más que una cuestión estética. Las patologías bucodentales como la caries o la gingivitis pueden derivar en problemas graves como pérdida de piezas dentales o afecciones estomacales.

Las revisiones odontológicas periódicas son el principal cuidado preventivo. Sin embargo, muchas personas solo acuden al dentista cuando presentan algún síntoma o alguna urgencia.

La higiene diaria es otro de los aspectos esenciales para mantener una buena salud bucodental. Un adecuado cepillado, el hilo dental, el uso de enjuagues y la visita a nuestro higienista dental nos ayudan a prevenir dolencias en el futuro.

6 TRATAMIENTOS HABITUALES PARA MANTENER LA SALUD BUCODENTAL

Los tratamientos dentales más comunes te ayudan a mantener tus dientes y encías en perfecto estado tanto desde el punto de vista estético como funcional.

Te contamos cuáles son.

1. Higiene bucal

La higiene bucodental diaria es uno de los hábitos más importantes para mantener unos dientes fuertes y una boca sana. Los cuidados habituales previenen problemas como la caries o la gingivitis.

Así pues, no debemos olvidar estas pautas:

  • Cepillarse los dientes de forma concienzuda al menos dos veces al día
  • Utilizar hilo dental para limpiar los espacios interdentales donde el cepillo no alcanza
  • Cambiar el cepillo de dientes cada tres meses
  • Seguir una dieta baja en azúcares
  • Utilizar enjuagues bucales con flúor si el dentista lo aconseja

2. Limpieza dental

La limpieza dental diaria no suele ser suficiente para eliminar la placa bacteriana en su totalidad.

Por este motivo, uno de los tratamientos imprescindibles para una buena salud bucodental es la limpieza dental en la clínica. Generalmente, se aconseja realizarla una vez al año. Es un procedimiento indoloro que permite llegar a zonas de difícil acceso mediante ultrasonidos y curetas.

La limpieza dental es una de las mejores formas de prevenir enfermedades dentales y de encías.

3. Blanqueamiento dental

Las técnicas de blanqueamiento dental en la clínica sirven para las manchas que oscurecen el esmalte. En ocasiones, pueden estar producidas por la ingesta de alimentos como vino o café, pero pueden tener otras causas.

Actualmente, el blanqueamiento dental con láser consigue resultados estéticos rápidos, seguros y eficaces.

4. Periodoncia

La periodoncia se ocupa de las enfermedades de las encías, como la gingivitis y periodontitis, que son dos de las causas más frecuentes de pérdida de piezas dentales.

Si tus encías están enrojecidas o sangran al cepillarte, es conveniente que tu dentista valore el alcance de la patología y realice el tratamiento adecuado para prevenir problemas mayores.

5. Empastes

Cuando la caries ha hecho su aparición, el empaste es el tratamiento más rápido y eficaz para evitar su avance.

Realizado con anestesia local, la fresa elimina todo el tejido afectado. Una vez limpia la superficie del diente, se acondiciona, se cubre con resinas especiales y se pule para replicar lo máximo posible la estructura del diente.

6. Ortodoncia

La alineación de los dientes es importante porque mejora la estética y porque permite recuperar la masticación y oclusión dental correcta.

Tradicionalmente utilizada en los niños mediante brackets metálicos, hoy día su uso se ha extendido entre los adultos, ya que no hay edad para conseguir una sonrisa bonita con la máxima funcionalidad.

Existen otros tratamientos como carillas, endodoncias o implantes que son también muy habituales.

Si quieres conservar tu salud bucodental en perfecto estado, no lo dudes. Los profesionales de la odontología son tus mejores aliados. ¡Pide tu cita!

Si le ha gustado este artículo sobre «Los 6 imprescindibles para una buena salud dental y bucal», seguramente le interesará…