La higiene bucal es fundamental para mantener una buena salud general, ya que evita problemas y complicaciones, como infecciones o pérdida de piezas dentales. La periodoncia es un tratamiento para solucionar problemas como inflamación o sangrado de encías.

La inflamación de encías puede ser el primer síntoma de la gingitivis, una infección leve que, si no se trata, puede derivar en periodontitis o enfermedad periodontal. Esta infección, mucho más severa, pone en riesgo las encías y el hueso.

 

¿QUÉ ES LA PERIODONCIA?

La periodoncia es un tratamiento necesario para eliminar la placa que se esconde entre los dientes y encías. Las bacterias que se acumulan en esa zona son las responsables de infecciones como la gingivitis y la periodontitis de las encías. 

El periodoncista realiza una limpieza profunda, generalmente con anestesia local, para acabar con la placa. Con ello se evitan complicaciones más graves, como infecciones crónicas que debilitan los tejidos que soportan las piezas dentales.

La visita regular al periodoncista y una higiene bucal correcta son los mejores hábitos para prevenir estos problemas.

 

LA LIMPIEZA DENTAL EN LA CLÍNICA

Una parte importante del tratamiento de periodoncia es la limpieza dental. Con este procedimiento, el odontólogo eliminar el sarro y la placa dental, responsables de la mayoría de las enfermedades de los dientes y las encías.

Con la limpieza dental en la clínica periodontal se reduce la inflamación de las encías. De esta forma, disminuye el espacio entre el diente y la encía, previniendo la entrada de bacterias.

Junto a una higiene bucal incompleta, una de las principales causas de la gingivitis es que, en ocasiones, no presenta síntomas hasta que está muy avanzada. Por este motivo, la prevención es fundamental. 

 

HIGIENE BUCAL PARA PREVENIR PROBLEMAS DE ENCÍAS

En los casos graves de periodontitis el tejido que soporta el diente puede verse afectado. Esta es la principal causa de la pérdida de piezas dentales.

Para evitar llegar a esta situación, es vital mantener la salud bucal con el cepillado diario. El cepillado debe realizarse dos o tres veces al día durante dos minutos, alcanzando todos los dientes por la cara exterior e interior. No debemos olvidar limpiar la lengua, donde también se acumulan bacterias.

 

CUÁNDO ACUDIR A LA CLÍNICA PERIODONTAL

El sangrado de encías durante el cepillado o al comer es uno de los primeros síntomas de infección. Unas encías enrojecidas e inflamadas y el mal aliento son otras señales de alerta.

Si experimentas alguno de estos síntomas, es fundamental que acudas de inmediato al periodoncista. 

Finalmente, recuerda que en salud bucal prevenir es lo más importante. Acude de forma regular a tu cínica dental y podrás detectar cualquier problema a tiempo.

 

Si le ha gustado este artículo sobre «La importancia de la periodoncia para la higiene bucal» seguramente le interesará…